Derecho a una vivienda digna. Novedades introducidas por el anteproyecto de Ley por el derecho a la vivienda.

02 Feb, 2022

Fundamentalmente, apreciamos un importe número de medidas e instrumentos que parecen ir dirigidos a mejorar el acceso a la vivienda. Las modificaciones que más nos llaman la atención son las siguientes.

Hoy, día 1 de febrero de 2022 ha sido aprobado el Anteproyecto de Ley por el derecho a la vivienda, que será remitido a las Cortes Generales para su aprobación. Para acceder al texto del anteproyecto pueden pulsar aquí.

 

Y bien, ¿Qué novedades establece? A grandes rasgos las siguientes:

 

1. El anteproyecto establece una detallada regulación de los “parques públicos de vivienda social”, impidiendo que estas puedan ser vendidas a fondos de inversión.

 

2.- Introduce un concepto denominado “vivienda asequible incentivada” que en definitiva, son viviendas de titularidad privada cuyos propietarios han decidido acogerse a este régimen destinándola a ofrecer a personas vulnerables un alquiler a precios reducidos, a cambio de beneficios de carácter urbanístico, fiscal, y de otros tipos.

 

3.- Desarrolla concepto de “vivienda digna”, indicando las características que deben tener. Se habla de forma genérica de conceptos como “habitabilidad”, “accesibilidad”, “eficiencia energética”, “energías renovables”, “suministros básicos”, etc., para responder a las necesidades de residencia.

 

4.- La norma también establece un conjunto de derechos y deberes de carácter general y un estatuto de derechos y deberes asociados a la propiedad de vivienda.

 

5.- Incluye una serie de criterios objetivos para determinar las “zonas de mercado residencial tensionado”, y se establece un procedimiento y diferentes medidas dirigidas a minorar los precios de alquiler en esas zonas tales zonas.

 

6.- Define el concepto de gran tenedor y establece los deberes de información y colaboración en zonas de mercado tensionado.

 

7.- Establece mecanismos de contención y bajada de los precios del alquiler de vivienda.

  • Incorporar más viviendas al mercado del alquiler como vivienda habitual en estas zonas, para equilibrar el mercado.
  • Incentivando bajadas en el alquiler a través de un tratamiento fiscalmente favorable.

8.- En zonas tensionadas, se establece la posibilidad de que el arrendatario pueda acogerse a la finalización del contrato a una prórroga extraordinaria, de carácter anual y por un periodo máximo de tres años, en los mismos términos y condiciones del contrato en vigor.

 

9.- En zonas tensionadas, o a  grandes tenedores se prevé la limitación del precio de alquiler a nuevos inquilinos, a la renta del contrato anterior (+ IPC).

 

10.- Se reforma el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para estimular el alquiler de vivienda habitual a precios asequibles, al establecer en los nuevos contratos de arrendamiento un porcentaje de reducción del 50%, que podrá incrementarse en determinados casos.

 

11.- Se establecen recargos en el IBI para las viviendas vacías.

 

12.- Cambios la regulación del procedimiento de desahucio en situaciones de vulnerabilidad, que trataremos en el próximo blog pero que adelantamos, van encaminados a dar mayor protagonismo a los servicios sociales para evitar situaciones de desamparo.

 

13.- Medidas dirigidas a impulsar  la “vivienda protegida en alquiler a precio limitado”

Última edición: Feb, 2022