He pagado una deuda que tengo asumida junto a un hermano, ¿puedo reclamarle a él que me abone su parte?

14 Nov, 2021

He pagado una deuda que tengo asumida junto a un hermano, ¿puedo reclamarle a él que me abone su parte?

La respuesta es que sí.

Si hemos asumido una deuda de este tipo (imaginemos que, junto a nuestro hermano, hemos asumido una con una empresa de alquiler de vehículos, por poner un ejemplo), tendremos que hacernos cargo absolutamente si el acreedor nos la solicita.

Ahora bien, ello no obsta para que, una vez abonado, podamos ejercitar nuestra “acción de reembolso o regreso” frente a nuestro hermano. Son muchas las resoluciones judiciales que nos recuerdan que ello es así, y es que el Código Civil lo prevé expresamente en su artículo 1145. Algunas de ellas: Sentencias del Tribunal Supremo de 16 de julio de 2001, de 12 de julio de 1995, de 4 de enero de1999, de 5 de mayo 2010, de 21 de septiembre de 2010 y 6 de marzo de 2015.

Como decimos, nuestro derecho regula la acción de repetición del deudor solidario que paga íntegramente la deuda en el segundo párrafo del artículo 1145 del Código Civil que dispone 'el que hizo el pago sólo puede reclamar de sus codeudores la parte que a cada uno corresponda, con los intereses del anticipo'.

El fundamento de la acción de regreso entre codeudores solidarios se encuentra en el principio del enriquecimiento sin causa. Si el deudor que ha pagado no puede dirigirse contra sus codeudores, estos últimos experimentarían un enriquecimiento injusto.

Por tanto, satisfecha el pago, el artículo 1145 del Código Civil permite que aquel o aquellos que cumplieron con el total de la deuda puedan acudir a otro posterior en ejercicio de la acción de reembolso o regreso para debatir la distribución del contenido de la obligación entre todos los intervinientes, desapareciendo entonces la solidaridad que rige en las relaciones externas, frente al perjudicado acreedor, para pasar a regir en las internas (entre deudores solidarios) la mancomunidad.

El derecho de regreso hace nacer un derecho de crédito surgido ex novo con el hecho del pago, de donde se deduce que no estamos ante una continuación del antiguo crédito ostentado por el acreedor. Por ello, el deudor que paga, titular de una acción de regreso, no es cesionario del acreedor pagado, ni tampoco un subrogado en el crédito.

Última edición: Nov, 2021