¿Hay que firmar siempre poniendo “no conforme”?

03 Feb, 2022

Existe una frase repetida como un mantra que parece integrada en la sabiduría popular que con el mismo grado de acierto que la frase “es una inversión segura porque el precio de los pisos nunca baja”, reza lo siguiente:

 

“Hay que firmar todo escribiendo NO CONFORME”.

 

Hemos llegado incluso a ver trabajadores que ponen “NO CONFORME” cuando firman una prórroga del contrato, o incluso al firmar el propio contrato de trabajo.

 

En ocasiones, la sabiduría popular no atina tan bien como creemos. Es evidente que resulta contradictorio, firmar un contrato de trabajo con una empresa asumiendo ciertos derechos y obligaciones, y al final firmar "no conforme".  Si no estás conforme no firmes y ya está.

 

Para la tranquilidad de quienes aplican la sabiduría popular y firman todos los documentos que le facilita la empresa con  “no conforme”, tenemos que aclarar que hacerlo no les va a perjudicar.  Pero aun así hemos decidido hacer este artículo.

 

Una carta de despido es un acto de comunicación, por lo que al firmar no estas diciendo si estás o dejas de estar conforme. "Restaurante Ramiro le dice a Pepe que esta despedido a partir de mañana por robar una sartén, o le dice que a partir de mañana tiene que ir a trabajar a Cordoba". De hecho, en la mayoría de los casos se hace constar al final del documento que se solicita la firma del trabajador a los efectos de acreditar haber recibido la comunicación. Por lo tanto, ¿Qué gana Pepe poniendo “no conforme” en la carta de despido? ¿Qué le importa a la empresa que Pepe no esté conforme con el despido?.

Algunos dirán que poner no conforme no le come pan, pero cada persona tiene que hacerse valer, y sobre todo procurar que no le tomen por tonto, por lo que es mejor que si constata que es un acto de comunicación tenga en mente que las opciones válidas son firmarlo o si tienes dudas no firmarlo.

 

Entonces, ¿por qué algunos abogados aconsejan firmar todo con “no conforme”?.

 

Lo hacen porque hay gente que no sabe leer o diferenciar entre un “acto de comunicación” y un “acuerdo”.

 

No pasa nada si firmas un acto de comunicación sin poner “no conforme”, pero podría ser problemático firmar un acuerdo perjudicial para tus intereses. Por ejemplo, si se firma un finiquito en el que pone "que a Pepe le pagan X euros, que está conforme con la cantidad, y que no tiene nada más que reclamar a la empresa".  Pero insistimos,  si no está conforme no lo tiene que hacer es no firmar. Si firma "no conforme" provoca una contradicción que le posibilita reclamar a la empresa, pero sigue siendo un sinsentido que exista un documento donde arriba establece que Pepe esta conforme, y abajo que no esta conforme.

 

 

Última edición: Feb, 2022