¿Puede anularse un matrimonio por error en las cualidades personales de uno de los cónyuges?

14 Feb, 2022

Recientemente se ha estrenado en la plataforma Netflix un documental titulado “El Estafador de Tinder” que trata de un israelí que presentándose a sí mismo como el heredero de una gran fortuna, se relacionaba con mujeres que conocía a través de la aplicación de Tinder, y las desplumaba.

 

Dejado a un lado el elemento de la estafa, parece relativamente frecuente que en dichas plataformas de citas la gente no sea completamente sincera con determinados aspectos de su vida como su edad, nivel formativo, cultural, poder adquisitivo, y un largo etc.

 

En este artículo vamos a abordar la siguiente cuestión, ¿Qué sucedería si dos personas contraen matrimonio partiendo de que su cónyuge reúne características personas que no son ciertas? ¿Qué cualidad deben tener esas mentiras para que puedan conllevar la nulidad de un matrimonio?

 

El artículo 73 del Código Civil, contempla como causa de nulidad matrimonial El error en las cualidades personales que, hubieren sido determinantes de la prestación del consentimiento". En concreto, para la declaración de nulidad por error en las cualidades personales del contrayente la jurisprudencia entiende  necesaria la concurrencia de los siguientes requisitos:

 

a) que el error recaiga sobre las cualidades personales del otro contrayente, siendo coetáneo a la prestación del consentimiento matrimonial;

 

b) que el error sea esencial;

 

c) que la cualidad personal tenga suficiente entidad;

 

d) y que conocido no sea sanado por la continuidad de la convivencia.

 

Para determinar si una cualidad personal tiene entidad suficiente y es esencial para quien lo invoca, se realiza un doble juicio de valor:

 

  • El objetivo, que consiste en determinar la entidad y suficiencia del vicio que se invoca, atendiendo a las condiciones sociales del momento de celebración del matrimonio. A título de ejemplo, la jurisprudencia ha considerado como cualidades individuales de entidad, la esterilidad, la impotencia, la existencia de antecedentes penales, el ejercicio de la prostitución, la ocultación de la homosexualidad, la infidelidad previa a la celebración del matrimonio, enfermedad mental o enfermedades contagiosas.

 

  • El subjetivo, impone al Tribunal la labor de determinar qué importancia tuvo para el contrayente la cualidad personal a la hora de prestar su consentimiento en la celebración del matrimonio.

 

Como puede observarse, el error sobre las cualidades personales exige que las cualidades se refieran como vemos a aspectos físicos, psíquicos o incluso jurídicos de la persona, descartándose todo error que recaiga sobre circunstancias patrimoniales, ni tampoco las relativas a la afectividad, dedicación a la familia, gustos o aficiones, pues para ello precisamente el ordenamiento jurídico contempla otras soluciones jurídicas como lo son la separación y el divorcio.

 

En cuanto a la esencialidad del error, implica que no puede ser causa de nulidad cualquier cualidad personal invocada, sino aquellas que fueran determinantes para el cónyuge en el momento de contraer el matrimonio, de manera que de haber conocido la realidad sobre las cualidades personales del contrayente no habría contraído matrimonio.

Última edición: Feb, 2022